El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
LO REVELÓ EL EX SENADOR E INTENDENTE DE RÍO GALLEGOS
011

FREDDY: “VEO LA CIUDAD MUY ABANDONADA”

EN BUENOS AIRES
29ede730 8362 4373 8f9e d3a9ee9045b9

SOEM DEJÓ CONSTANCIA DE LOS "ÑOQUIS" EN EL ACTA DEL MTSS

ADOSAC
Adosac 3

ADOSAC DEFINE SI COMIENZA EL SEGUNDO SEMESTRE

 
 
20:35 08 mar, 2018
EL IMPUTADO OFRECIÓ UNA CONFESIÓN A MEDIAS

Se trata de Jorge Marcelo Huenumil, quién confesó haber matado a Romina Barría, aquel 4 de octubre del 2016. La estrategia de su defensa fue la de alegar emoción violenta, dejando a la víctima como quién acosaba. Negó haber iniciado el incendio. Pero las pericias son claras, fue intencional. La sentencia del Tribunal será leída el 15 de marzo a las 8 de la mañana.

Comparti
WhatsUp
 

En horas tempranas de hoy, y en coincidencia con el día internacional de la mujer, se dio inicio al debate por el homicidio de Romina Barria.

El Tribunal esta compuesto por su presidente, el Doctor Joaquín Cabral y las vocales, juezas subrogantes, María Alejandra Vila y María Candela García. Por parte de la fiscalía se encuentra el doctor Iván Saldivia y como parte querellante, el padre de la víctima patrocinado por el doctor Víctor Robles. Por su parte, Jorge Marcelo Huenumil, único imputado, es defendido por los doctores Ricardo Julián y Pablo Kairuz.

Apenas iniciado el debate se procedió a la lectura de la requisitoria de elevación a juicio. En este instrumento legal, el fiscal que realizó la instrucción, consideró que existen pruebas suficientes para demostrar que el acusado, esa fatídica noche, le propinó 12 puñaladas a Romina Barría, para luego provocar un incendio, con el fin de ocultar pruebas.

Posteriormente se llevó a la pequeña hija de ambos para huir en el vehículo que poseía la víctima y recién fue hallado en la ciudad de Piedra Buena, cuando evadía un control policial. Más adelante la requisitoria mencionaba las pericias de bomberos donde constataban que el inicio del fuego fue intencional, utilizando un acelerador de combustión.

Toda esta lectura causaba gran consternación para la familia y amigos de Romina, quienes escuchaban atentamente, y en algunas ocasiones, por primera vez se enteraban de detalles del homicidio.

Tras este paso judicial se conoció que Huenumil deseaba prestar declaración ante los jueces, contar su versión de los hechos. La defensa, en este punto, solicitó que, para un testimonio en el que se iban a brindar algunos detalles, solicitaba que el público presente se retire de la sala. El presidente corrió vista a la fiscalía quien se negó a este pedido, dado que, en el Código Procesal Penal, esta estipulado que el juicio debe ser oral y público. La querella se manifestó de acuerdo con la defensa. En este sentido y dado que las garantías de todos los actores estaban claras, el padre de Romina es querellante y podía quedarse en la sala, el Tribunal consideró pertinente que el público se retire, pero con buen atino permitió que los trabajadores de prensa se quedaran en el interior, demostrando una vez más el Doctor Cabral, que la justicia es transparente en sus juicios.


CONFESION A MEDIAS

Ya con la sala sin público, se invitó al acusado a sentarse en el lugar apto para declarar, y tras leerle sus derechos, se lo invitó a que brinde su versión de los hechos. Aunque Huenumil prefirió que sea interrogado por el Tribunal.

En este punto cabe mencionar que EL MEDIADOR, pondrá entre comillas las palabras textuales del acusado, y que lo que aquí se trascribe, es solo la versión del acusado.

Huenumil le contó al Tribunal que a Romina Barría la conoció en el frigorífico donde ambos trabajaban. En abril o mayo, del 2014 iniciaron una relación, cuyos dos primeros meses fueron “a escondidas”, porque compartían el lugar de trabajo. Más adelante relató que “ella quedó embarazada enseguida, por eso comenzamos a convivir”, y blanquear su situación ante los demás. Según él “no quería formar una pareja”, si hacerse cargo del bebé que estaba en camino, pero “Romina insistió de irse a vivir juntos”.

Consultado por el Tribunal acerca de cómo era su relación con la familia de ella, dijo que era buena. Pero “Romina era muy posesiva, le gustaba andar en la calle, no quería estar en la casa”. “Pensé que al nacer la bebé iba a cambiar, pero no cambió su forma de ser”. Esta situación “no generaba discusión”.

Cuando transitaba el año 2015 el acusado dijo que se separaron de Romina por esas discusiones “ella era muy celosa, me gritaba e insultaba todo el tiempo”, en ese tiempo de separación, “yo estuve con una mujer y ella con otro hombre”.

Tras el tiempo transcurrido “volvimos a convivir, al principio la relación fue buena luego se complicó por celos, ella me tenía encerrado, no podía ir a jugar al fútbol o estar con mis amigos”. A Romina “le molestaba que yo no era celoso, me había pedido un tiempo y le dije que sí”.

Más adelante el presidente del Tribunal quiso ahondar en los detalles del día del hecho, conocer que había ocurrido dentro de la vivienda del barrio San Benito.

Ante esto Huenumil relató que ese día fue a decirle que se iba a vivir a Villa La Angostura, que se pudieron a charlar, “ella me tenía a las vueltas, que volvíamos y después me pedía mas tiempo”. “Me dejó encerrado en la casa con llave junto a la bebé, y yo le pedí que venga antes de las 21:00 horas porque se iba el colectivo, pero llegó tarde, no me dejaba irme, quería que me quedara”.

Mientras transcurría el diálogo, “ella se mandaba mensajes y se reía, dejó el celular sobre la mesa, lo agarré y vi que eran mensajes para otro hombre”. Al indagarlo acerca de lo que ocurrió después, dijo “no se que pasó”.

Todo evidenciaba que el acusado deseaba confesar su crimen, por lo que las preguntas del doctor Cabral intentaban ayudar a que el acusado lo hiciera. Fue así que el juez le preguntó a Huenumil con respecto a la imputación y dijo “tenía mucha bronca, yo no fui”. Esta ultima frase causo asombro en los abogados defensores, su patrocinado negaba el hecho.

Continuando con la declaración el Juez insistió con la pregunta más taxativamente, si había matado a Romina Barría y ahí se respondió: “Sí señor”. Pero el acusado evitó dar detalles y no quiso hablar del homicidio, dijo que “no lo recordaba”. Solo que se despertó “junto a la bebé, la cambié, y me fui en el auto, solo manejé, no tenía nada planeado”. Siempre Huenumil manifestó que “solamente manejaba”, cargó combustible recién en Piedra Buena, hasta que ocurrió la detención.

Al momento de las partes poder hacer preguntas, la defensa del imputado, lo indagó, buscando su estrategia, acerca de los fondos de dinero que Romina usaba para abrir un jardín maternal. Apuntó en este sentido a que Huenumil contara que el sueldo de Huenumil “lo manejaba ella, yo nunca tenía dinero en efectivo, durante toda la convivencia, nunca maneje mi sueldo”.


EL INCENDIO

Más adelante, y ya con la confesión del crimen, faltaba el otro cargo por el cual se lo imputa a Huenumil. Sobre el incendio que, según el fiscal de instrucción, se buscó tapar toda prueba del asesinato.

Ante esto el acusado negó conocer sobre un incendio, adujo que cuando se retiró de la vivienda junto a su hija, sobre la mesa “había una vela aromática, el piso estaba lleno de pintura y diluyente”. Así negó haber iniciado el incendio. Por lo que la confesión fue a medias, no sirvió para que el juicio sea abreviado, los jueces necesitaban conocer sobre la forma que se inició el fuego.


INCORPORACIÓN POR LECTURA

Tras la declaración del imputado, la decisión de que el juicio no sea abreviado, el fiscal de Cámara solicitó que, ante la cantidad de pruebas, se incorporen al expediente del juicio las declaraciones que los testigos realizaron en la etapa de instrucción, no consideró necesario volver a citar a los testigos. Todos estuvieron de acuerdo, aunque el Tribunal pidió que se lea ante todos: las pericias de bomberos, la pericia química y de la autopsia. Todo esto para que conste en el debate.


INCENDIO "INTENCIONAL"

Así de claro fue el informe de bomberos. Los peritos determinaron que no hubo ningún elemento que demuestre que el fuego se inició de manera accidental.

Por su parte la pericia química determinó que entre los restos del incendio se encontraron muestras de ETANOL. Con esto se desecharía la posibilidad de que las llamas se hayan iniciado por la pintura o el solvente que según el imputado había en el piso.


ALEGATOS

Finalmente se pasó al turno de los alegatos. Allí tanto el fiscal como la querella solicitaron que el Tribunal condene al acusado a la pena máxima, por tratarse de un femicidio, de prisión perpetua.

Mientras que la defensa, alegó que el homicidio ocurrió por emoción violenta, agravada si por el vínculo, y dejó a criterio del Tribunal la condena que, por este delito, va entre los 8 y 25 años de prisión.


SENTENCIA

Luego de escuchar a las partes, los jueces se retiraron a deliberar, y la sentencia se conocerá el próximo 15 de marzo a las 08:00 horas, en las instalaciones de la Cámara Criminal Oral de nuestra ciudad.

ENCUESTA
COMENTARIOS

 

Diseño y desarrollo: El Mediador - Todos los derechos reservados -2015